Reflexión crochetera: cuáles son los 5 errores más comunes que cometemos las tejedoras y que más rabia nos da cuando ocurren

Descargá esta entrada en PDF Descargá esta entrada en PDF!
Download PDF

Después de leer sus comentarios respecto de cuáles eran las cosas que menos nos gustan del tejido (los cuales, por cierto, me hicieron reir bastante), me puse a pensar en cuáles son los 5 errores más comunes que cometemos las tejedoras y que más rabia nos da cuando ocurren. Este es el ranking:

1-Equivocarnos en el talle. Ya sea porque decidimos tejer “a ojo”, porque interpretamos mal el patrón, tomamos mal las medidas o no dejamos reposar lo suficiente nuestra muestra, cualquiera sea el motivo, es bastante frustrante ver que la campera que nos estábamos tejiendo nos llega a las rodillas, que el sweater de nuestra hija no le pasa por la cabeza o que el gorro para bebé que estábamos tejiendo nos entra a nosotras. Todo esto implica destejer y volver a empezar…

2-Calcular mal el material. Muchas veces empezamos a tejer tranquilas porque estamos seguras de que el material que compramos es suficiente, sin embargo hay veces que vemos que a mitad del trabajo estamos usando nuestro último ovillo. Y es en ese preciso momento en el que comenzamos a pensar: “dónde compré esta lana?”, “me fijé si tenían más ovillos?”, “guardé la etiqueta para saber qué tipo, partida y color pedí?”. Y si la respuesta a nuestras preguntas es que no hay más material del que estábamos usando, entonces nuestra primera pregunta será: “cómo sigo ahora: destejo, cambio de color?”. Generalmente de este error surgen las prendas con rayas, los bordes o mangas de otro color, flecos extra largos, cuellitos en vez de bufandas y chalecos en vez de pullóveres.

3-Perder el patrón y no anotar los detalles de nuestros trabajos. Aunque parezca algo simple, en nuestro entusiasmo de tejer, muchas veces olvidamos marcar el patrón que estamos usando, separarlo o guardarlo en algún lugar al que podamos recurrir cuando querramos continuar. También es muy común no anotar qué material y número de aguja estamos usando, y suele ocurrir muy seguido que al continuar un trabajo no recordamos con qué aguja lo estábamos tejiendo y darnos cuenta de que no nos está quedando igual que antes. Este error les ocurre principalmente a las tejedoras ansiosas como yo que no pueden esperar a terminar un proyecto para comenzar otro y por ello tienen un montón de bolsitas con proyectos sin terminar.

4-Comprar hilados sin saber en qué los vamos a usar. Tengo que admitirlo: cuando veo a esos ovillitos huérfanos, solitos en la canasta de oferta acompañados de etiquetas con precios muy tentadores, no me puedo resistir, los tengo que comprar! El problema es que una vez en casa uno debe decidir qué hacer con esos ovillitos, y muchas veces es poco lo que se puede tejer con sólo 100 grs. y uno termina cayendo en “la trampa de los restos”, que consiste en salir a comprar más hilados para poder tejer algo con los ovillitos que compramos de oferta. Peor aún, a veces compramos más hilado que el que queríamos originalmente usar.

5-Olvidar nuestro tejido. Este error podría ocupar cualquiera de los 4 lugares anteriores en función de la circunstancia en que se presente. Si estamos en la sala de espera del consultorio de nuestro médico y se nos ocurre preguntar cuántos pacientes debe atender antes que nosotros y nos dicen: “10”, les aseguro que el haberse olvidado el tejido pasa a ser el error número 1 en el ranking de rabia tejedora. Es muy triste cuando nos sentamos a esperar sin nuestro tejido y nos ponemos a pensar todo lo que podríamos haber hecho si lo hubiéramos llevado. Lo mismo ocurre en viajes largos en ruta o vacaciones. Quizás ni toquemos nuestro tejido, simplemente lo sacamos a pasear, pero tenemos la tranquilidad de que lo hemos llevado.

Están de acuerdo? Me gustaría saber su opinión.

Soledad

Patrón: Chal en punto mota, bodoque o piña de varetas a crochet o ganchillo

Descargá esta entrada en PDF Descargá esta entrada en PDF!
Download PDF

Hacía mucho que no tejía un chal así que decidí que era el momento ideal para tejer uno. Para este trabajo empleé el punto mota, bodoque o piña de 8 varetas para lograr un relieve que resaltara. El resultado final me encantó! Yo lo tejí con lana de un grosor medio, pero ustedes pueden tejerlo con cualquier material, ya que el patrón se adapta a cualquier grosor de hilado. También pueden personalizarlo tejiéndole otro borde o bien hacerlo sin flecos. 

Aquí les dejo el video con el tutorial del chal:

Estas son las medidas y los materiales necesarios para tejerlo: 

Aquí pueden ver el diagrama del cuerpo:

Este es el diagrama del borde:

Estos son los puntos empleados:

Aquí pueden ver el detalle del punto:

Espero que les haya gustado y se animen a tejerlo.

Saludos

Soledad

Reflexión crochetera: las 5 cosas que menos me gustan del tejido

Descargá esta entrada en PDF Descargá esta entrada en PDF!
Download PDF

Sabemos que el tejido tiene muchísimos beneficios, sin embargo pocas veces nos ponemos a pensar en cuáles son las cosas que menos nos gustan del mismo. Esta reflexión llegó justo en el momento en que lidiaba con una costura, así que con aguja lanera en mano, mientras cosía, decidí hacer un ranking de las cosas que menos me gustaban al momento de tomar la aguja:

1-Destejer. A qué tejedora le gusta destejer? Ya sea porque nos equivocamos en algún punto o porque nuestro trabajo no está quedando como queremos. En este punto me voy a detener un momento porque quiero diferenciar 3 tipos de tejedoras según la actitud que toma frente a estos problemas: primero, tenemos la tejedora que hace “hace la vista gorda” y a la que nunca se le ocurriría desandar el tejido, simplemente sigue tejiendo y cuenta con que nadie notará el error; en el otro extremo, tenemos a la tejedora que está tejiendo la vuelta 50 y se da cuenta de que en la vuelta 10 cometió un error, y es capaz de destejer 40 vueltas para corregirlo porque sino no podrá dejar de pensar en él; por último tenemos a la tejedora que está en una posición intermedia, es la tejedora que “arregla todo”, es decir, no quiere destejer, pero tampoco puede dejar el error a la vista. Es la típica tejedora que agrega puños, botones, flecos y costuras para subsanar los errores. Qué tipo de tejedoras son ustedes?
2-Costuras. No lo voy a negar, detesto coser. No porque me resulte difícil o no sepa hacerlo, sino porque simplemente me resulta fastidioso sentir que he terminado un trabajo y después tener que dedicar tiempo a unir las partes del mismo. Es por eso que siempre intento elegir trabajos que se tejan en una pieza o en los que uno vaya uniendo las partes a medida que las va tejiendo.
3-Ocultar las hebras. Me pasa lo mismo que con las costuras. Hay algo más aburrido que haber terminado de tejer y tener que tomar aguja lanera y tijera y ponerse a ocultar un montón de hebras? Sobre todo cuando hay muchos colores. Y ni hablar cuando estamos reciclando lanas y nos damos con millones de nuditos cada 2 vueltas.
4-Cambiar de color. Los trabajos tejidos con varios colores me encantan, ya sean rayas, lunares o motivos. Sin embargo, cuando tejemos empleando varios colores y no queremos cortar la hebra, estos cambios de color pueden ser un poco incómodos, ya sea porque tenemos que tejer ocultando la hebra del color que no estamos usando, o porque tenemos tantos ovillos que si no tomamos la precaución de separarlos adecuadamente, después de un par de vueltas tenemos un enriedo de lanas terrible. Y si decidimos cortar las hebras con cada cambio de color para evitar ese problema, entonces tendremos un montón de hebras para ocultar. En definitiva habrá que decidir qué nos gusta menos: desenredar u ocultar hebras.
5-Tejer con medidas. Ultimamente he publicado varias tablas de medidas, esto está relacionado principalmente con el punto 1, no me gusta destejer y por eso trato de que mis trabajo tengan las medidas más exactas posibles. Hay trabajos que sí o sí requieren que nos guiemos con tablas de medidas para tener una referencia. Sin embargo, hay veces en los que uno se quiere sentir “libre” y poder tejer sin pensar, simplemente disfrutar el momento. Para ello, nada mejor que las bufandas, los chales o los motivos. Trabajos en los que nuestra única preocupación es avanzar, sin tener que tener la cinta métrica a mano.
Estas son las 5 cosas que menos me gustan del tejido, aunque quizás debería agregar una sexta: desenredar lanas y ovillarlas.
Me gustaría saber si coinciden conmigo. Espero sus comentarios.
Saludos
Soledad

Cómo unir cuadrados granny con medio punto mientras tejemos

Descargá esta entrada en PDF Descargá esta entrada en PDF!
Download PDF

Como unir cuadrados granny con medio punto mientras tejemos

En posts anteriores vimos cómo tejer un cuadrado granny y cómo unir esos cuadrados con punto enano mientras tejemos. En ambos post pueden ver el paso a paso en fotos y el video de cada tutorial.

Hoy les voy a mostrar cómo unir los cuadrados granny a medida que los vamos tejiendo con medio punto. En los próximos posts les iré mostrando los demás métodos.

En nuestro canal de Youtube pueden ver el paso a paso de este método:

Aquí les dejo el paso a paso en fotos:

 

Como unir cuadrados granny con medio punto mientras tejemos

Como unir cuadrados granny con medio punto mientras tejemos

Como unir cuadrados granny con medio punto mientras tejemos

Como unir cuadrados granny con medio punto mientras tejemos

Como unir cuadrados granny con medio punto mientras tejemos

Como unir cuadrados granny con medio punto mientras tejemos

Como unir cuadrados granny con medio punto mientras tejemos

Como unir cuadrados granny con medio punto mientras tejemos

Como unir cuadrados granny con medio punto mientras tejemos

Como unir cuadrados granny con medio punto mientras tejemos

Como unir cuadrados granny con medio punto mientras tejemos

Como unir cuadrados granny con medio punto mientras tejemos

Como unir cuadrados granny con medio punto mientras tejemos

Como unir cuadrados granny con medio punto mientras tejemos

Como unir cuadrados granny con medio punto mientras tejemos

Como unir cuadrados granny con medio punto mientras tejemos

Como unir cuadrados granny con medio punto mientras tejemos

Como unir cuadrados granny con medio punto mientras tejemos

Acá pueden ver el diagrama o patrón. Las flechas indican donde deben tejerse los puntos enanos para realizar las uniones:

Espero que les guste y se animen tejer grannies uniéndolos con este método.

No se olviden de compartir sus trabajos empleando los patrones publicados en el blog, ya sea escribiéndome a soledad@mundocrochet.com, o bien compartiéndolos en página de Facebook del blog.

Saludos

Soledad

Tabla de medidas para cuellos o bufandas infinitas

Descargá esta entrada en PDF Descargá esta entrada en PDF!
Download PDF

Continuamos tratando de simplificar nuestros tejidos. En posts anteriores vimos 2 tablas de medidas que suelen ser difíciles de encontrar: la tabla de medidas para tejer ponchos en forma vertical y la tabla de medidas para tejer ponchos con 2 rectángulos. Hoy quiero dejarles una nueva tabla de medidas: la de los cuellos o bufandas infinitas. Una prenda esencial en nuestro guardarropa y que últimamente se ha puesto muy de moda. Quién no tiene un cuello o bufanda infinita?

Son ideales para los niños, ya que nos olvidamos de que ajustarlas, de que se caigan, de que sean demasiado cortas o demasiado largas. Vienen de distintos tamaños: cuello simple, que es el cuellito corto que suele tener un cordoncito para ajustarlo y que es el más usado cuando tejemos trabajos para niños o cuando tenemos poco material; cuello doble, es aquel que da 2 vueltas en el cuello y que, según el ancho y el largo con que lo tejamos, puede ser un cuello apretado u holgado (extra grande o extra large).

En la tabla que les comparto a continuación pueden ver las medidas recomendadas para cada tipo de cuello y talle:

Tabla de medidas para cuellos o bufandas infinitas a crochet ganchillo 2 agujas palillos

Recomendación: para que el cuello o bufanda infinita les quede más mullida o floja, empleen una aguja tamaño más grande de la que usarían habitualmente.

En el caso de que tengan la posibilidad de tomar las medidas del destinatario/a del cuello para lograr un talle más exacto les explico a continuación cómo calcular el largo y el ancho del cuello:

-Cuello simple o bufanda infinita de una vuelta:

*circunferencia del cuello: circunferencia de la cabeza+5 cm.

*alto del cuello: contorno del cuello/2.

-Cuello simple o bufanda infinita de 2 vueltas ajustada:

*circunferencia del cuello: (circunferencia de la cabeza*2)+15 cm.

*alto del cuello: (contorno del cuello/2)-3 cm.

-Cuello simple o bufanda infinita de 2 vueltas ajustada holgada (extra grande o extra large):

*circunferencia del cuello: (circunferencia de la cabeza*2)+35 cm.

*alto del cuello: (contorno del cuello/2)-1 cm.

Este gráfico resume lo anterior:

Tabla de medidas para cuellos o bufandas infinitas a crochet ganchillo 2 agujas palillos

Espero no haberlas mareado con tantos números y que estas medidas les sean útiles y les ayuden a destejer menos.

Saludos

Soledad

Tabla de medidas para ponchos tejidos con 2 rectángulos

Descargá esta entrada en PDF Descargá esta entrada en PDF!
Download PDF

En un post anterior les compartí la tabla de medidas para tejer ponchos en forma vertical. Pero sabemos que esa no es la única forma de tejer ponchos. Una de las formas más populares y que a las tejedoras nos encanta, es tejer los ponchos uniendo 2 rectángulos. Esta forma tiene la ventaja de que es ideal para principiantes, ya que sólo con tejer 2 rectángulos logramos un poncho; además nos permite hacer combinaciones de puntos y colores que no son posibles tejiendo en forma vertical. El único problema que se nos suele presentar en estos casos es: qué tamaño tienen que tener los rectángulos?

Parece una pregunta básica, sin embargo un error en las medidas del rectángulo nos dará como resultado un poncho demasiado chico, demasiado grande, demasiado escotado o deforme. Por ejemplo: si tejemos el rectángulo con el largo correcto, pero demasiado angosto nos quedará un poncho corto; si tejemos un rectángulo con el ancho correcto, pero demasiado corto, nos quedará deforme; si tejemos un rectángulo con el ancho correcto, pero demasiado largo, nos quedará demasiado escotado. 

Por este motivo es que decidí crear una tablita de medidas que nos ayude a determinar el tamaño necesario de rectángulo para cada talle.

Tabla de medidas para ponchos tejidos con 2 rectangulos a crochet ganchillo 2 agujas palillos

En el caso de que tengan la posibilidad de tomar las medidas del destinatario/a del poncho y de esa forma lograr medidas más exactas necesitan obtener 2 datos:

-circunferencia de la cabeza.

-largo que quieren que tenga el poncho midiendo desde el cuello hasta donde quieran que llegue: la muñeca para un poncho largo; el codo para un poncho corto; entre la muñeca y el hombro para uno intermedio.Tabla de medidas para ponchos tejidos con 2 rectangulos a crochet ganchillo 2 agujas palillos

Tengan en cuenta al momento de tomar las medidas si le van a tejer un borde o no y si el poncho llevará o no flecos, ya que ambos suman centímetros al largo y nos puede quedar demasiado largo una vez terminado.

A continuación le detallaré como calcular el tamaño del rectángulo:

-Ancho: será igual al largo que queramos que tenga el poncho.

-Largo: será igual a la suma de la circunferencia de la cabeza dividida en 2 más el ancho del poncho.

Espero que esta tablita les sea útil y les ayude a destejer un poco menos. Recuerden que todo es solucionable, sobre todo cuando tejemos con rectángulos: siempre pueden agregar vueltas para que el rectángulo sea más largo o viceversa, destejer si les quedó pequeño; en el caso de que el rectángulo les haya queda angosto pueden agregar vueltas al costado o unir los rectángulos y luego tejer un borde o colocar flecos.

Saludos

Soledad

Tabla de medidas para ponchos tejidos en forma vertical

Descargá esta entrada en PDF Descargá esta entrada en PDF!
Download PDF

Muchas veces queremos tejer un trabajo simple y nos encontramos con que no sabemos con cuántos puntos empezar porque desconocemos las medidas que debería tener la prenda. Ese es el caso de los ponchos. En este post nos referiremos a los que se tejen en forma vertical, es decir, comenzando desde el cuello hacia abajo. Son trabajos comunes, y sin embargo no hay una tabla de medidas que nos oriente respecto de su tamaño.

En base a esto, he elaborado una tabla que espero les sirva de referencia al momento de tejer un poncho.

Tabla de medidas para ponchos tejidos con en forma vertical a crochet ganchillo 2 agujas palillos

En la tabla van a ver que figura el ancho del escote, el largo del poncho y para los ponchos con escote “en v”, hay una columna que se denomina “referencia lineal”. Esta columna muestra el largo que deberá tener la tira de cadenas inicial. Yo siempre recomiendo tejer una muestra (lo vimos en un post anterior), ya que muchas veces tejemos “a ojo” la cantidad de cadenas para asegurarnos de que entre nuestra cabeza y no tenemos en cuenta que este tipo de escote suele abrirse un poco y que el tejido se estira con el uso, por lo que el poncho nos termina quedando demasiado escotado. Por ejemplo: para un talle L, debemos tener 60 cm. de cadenas, si en nuestra muestra 10 cm.=13 puntos, entonces deberemos tejer: 13 * 6= 78 cadenas de inicio (siempre teniendo en cuenta de cuánto es múltiplo el punto que tejemos, en cuyo caso agregaremos o quitaremos cadenas).

Antes de comenzar a tejer deben tener en cuenta que la medida del escote que figura en la tabla es la de un escote cerrado, como el escote de un sweater, es por ello que si quieren que quede más abierto deberán agregar puntos. Recuerden que, salvo que estén tejiendo un poncho con escote redondo, al ser en “v”, el escote tenderá a abrirse un poco y no será tan cerrado como los escotes tradicionales.

Otros detalles a tener en cuenta son:

-La cantidad de puntos para comenzar dependerá de si están tejiendo un poncho para niños o adultos: los ponchos de niños suelen tener un escote más cerrado para que abriguen bien, mientras que los de adultos suelen ser más escotados.

-La cantidad de puntos para comenzar dependerá de si están tejiendo un poncho para verano o para invierno: los ponchos de verano suelen tener un escote más grande que los de invierno.

-La cantidad de puntos para comenzar dependerá de si llevará cuello o no, y si lleva cuello si será un cuello alto o a la base: a los ponchos con cuello se les suele tejer un escote más ancho para que después, cuando se le agregue el cuello, no quede tan cerrado.

El largo del poncho, por su parte, dependerá del gusto de la tejedora. La ventaja de tejer este tipo de ponchos es que uno puede ir midiéndolo y viendo cómo queda. Lo único que deben tener en cuenta respecto del largo, es si le van a colocar flecos o no, ya que los flecos también suman centímetros al largo y muchas veces nos suele quedar el poncho demasiado largo después de colocarlos.

Por último, en el caso de que el poncho no les quede como ustedes deseaban, no se preocupen, todo es solucionable, excepto cuando el poncho les quedó demasiado chico de escote y no les entra,  en ese caso deberán destejer y agregar puntos. Pero si el poncho le quedó demasiado escotado, pueden retomar los puntos del comienzo y cerrar el escote hasta que tenga el tamaño deseado, o bien pueden tejerle un cuello para que sea más abrigado. En el caso de que el poncho les haya quedado corto, pueden colocarle flecos en la parte inferior y con eso ganar unos centímetros.

Espero que este post les haya sido útil.

También pueden encontrar en el blog la Tabla de medidas para ponchos tejidos con 2 rectángulos.

Saludos

Soledad

Tabla o cuadro de puntos de crochet o ganchillo

Descargá esta entrada en PDF Descargá esta entrada en PDF!
Download PDF

Por fin terminamos de publicar los paso a paso de los puntos! Ya pueden ver la tabla completa y acceder a todas las instrucciones para tejer los puntos que se encuentran en ella. Aquí les dejo el enlace para que puedan ver la tabla: https://www.mundocrochet.com/puntos-de-crochet/
También les dejo esta tablita en imagen que pueden guardar en su computadora o celular o imprimir y usar de guía cuando tengan dudas.

Espero que les sea útil.

Saludos

Soledad

Tabla Puntos crochet español e ingles

Cómo tejer una muestra en crochet o ganchillo

Descargá esta entrada en PDF Descargá esta entrada en PDF!
Download PDF

Como tejer una muestra en crochet o ganchillo

En este nuevo post quiero hablarles de la muestra. Es un post que por su importancia debería haber publicado antes.

Para comenzar vamos a explicar qué es una muestra: es un cuadrado tejido con el punto, la aguja y el hilo que queramos usar en nuestro trabajo. Este cuadradito nos servirá de referencia para realizar los cálculos que necesitemos para conocer los puntos, las vueltas y la cantidad de material a utilizar.

A pesar de que muchas veces no le prestamos la atención que se merece, emplear una muestra es muy importante cuando estamos tejiendo. Las principales ventajas de tejer una muestra son:

*nos permite conocer la cantidad de puntos con la que vamos a iniciar nuestro trabajo. Esto es muy importante, porque sino es muy probable que, si no colocamos la cantidad de puntos correcta, terminemos destejiendo nuestro trabajo para comenzar de nuevo porque colocamos puntos de más o de menos o tengamos que realizarle correcciones a medida que tejemos o cuando lo terminemos para subsanar el error, lo que muchas veces implica mucho tiempo y trabajo y otras lleva a un trabajo desprolijo. Cuántas veces han comenzado un trabajo, por ejemplo una camperita para bebé, y como no tenían el mismo material o emplearon una aguja distinta o simplemente porque todos tejemos distinto, cuando fueron avanzando en el tejido se dieron con que parecía más una camperita para ustedes que para un bebé? O al revés, a pesar de seguir todas las indicaciones del patrón al pie de la letra se dieron con que su tejido parecía más una camperita para muñeca que para un bebé? A mí me ha pasado muchísimas veces, no sólo con camperitas, también con bufandas, chales, gorros…Es bastante frustrante, la buena noticia es que todo se soluciona empleando una muestra.

*nos permite conocer la cantidad de vueltas que tenemos que tejer para obtener determinada medida o largo. Esto nos ayuda a organizarnos mejor, ya que nos evita tener que tomar medidas constantemente para saber cuánto tenemos que tejer para obtener el largo que deseamos.

Para ejemplificar, en la foto de abajo pueden ver 2 muestras tejidas empleando el mismo punto, comenzando con la misma cantidad de cadenas y tejiendo la misma cantidad de vueltas. La diferencia radica en que el cuadrado de la izquierda está tejido en macramé y el de la derecha en hilo de algodón grueso:

Como tejer una muestra en crochet o ganchillo

*conociendo los 2 puntos anteriores, es decir, la cantidad de puntos para comenzar y la cantidad de vueltas a tejer, podemos hacer una estimación del material que vamos a necesitar y ver así si tenemos suficiente o no. Creo que a más de una tejedora le ha pasado que se ha guiado por el peso del material y no por la cantidad de metros o el grosor del mismo y después de tejer varias vueltas se ha dado con que el material es insuficiente. Si se han tejido un par de vueltas no hay problema, se desteje y listo, buscamos un proyecto más pequeño; pero cuando hemos tejido bastante, es bastante frustrante ver como el trabajo al que le dedicamos tanto tiempo se desteje. Lo digo por experiencia. Por ejemplo: estaba segura de que con un ovillo de 100 grs. podía tejer un pequeño cuellito, pero el material era tan grueso que cuando apenas había tejido un par de vueltas ya había empleado la mitad del ovillo. Si hubiera tejido la muestra me hubiera dado cuenta de que el material era insuficiente y hubiera ahorrado tiempo.

*relacionado con lo anterior, nos permite conocer el material antes de comenzar a tejer y verificar si la aguja que estamos empleando es la adecuada o no. Respecto del material puede ocurrir que se den cuenta de que es un material difícil de tejer, ya sea por su grosor o por sus características (pelos, nudos) y pueden decidir antes de comenzar si es el adecuado para su proyecto o si van a tener que tener en cuenta algún detalle para tejerlo como tener marcadores de puntos a mano o tejer con una buena luz (sobre todo cuando tejemos con color negro u otros colores oscuros). Respecto de la aguja, muchas veces cuando vemos la muestra el resultado no nos gusta, ya sea porque el tejido quedó muy flojo o muy apretado. Esto se soluciona cambiando el número de aguja.

*por último, nos permite adaptar nuestro tejido cuando estamos tejiendo con patrón. La mayoría de los patrones cuentan con el dato de la muestra del trabajo que se está tejiendo. Siempre que estén tejiendo busquen este dato antes de comenzar. En la imagen de abajo pueden ver que el patrón incluye los datos de la muestra:

patron-saquito-o-camperita-calada-para-bebe-a-crochet-o-ganchillo

Comencemos a tejer nuestra muestra:

1) Tejemos un cuadrado que tenga un tamaño mínimo de 13 cm. x 13 cm. No es necesario que midan para que les quede exacto, este es un número aproximado. Sólo comiencen con la cantidad de cadenas que consideren que tejidas van a dar como resultado un cuadrado que sea superior a 10 cm. x 10 cm.

Como tejer una muestra en crochet o ganchillo

2) Debemos dejar reposar nuestra muestra un par de horas (las expertas recomiendan 24 hs.). Este puede ser el paso más difícil para las tejedoras ansiosas como yo, pero les aseguro que es necesario. Muchas veces he tejido muestras y no las he dejado reposar el tiempo necesario. He tomado las medidas y comenzado a tejer sin dejar reposar y al otro día (cuando ya había tejido bastante) me he dado cuenta de que mi trabajo no estaba quedando con las medidas deseadas, he tomado las medidas de la muestra nuevamente y me he dado con que no me dan los mismos números que el día anterior por lo que he tenido que destejer y empezar de nuevo.

Algunos patrones incluso recomiendan lavar la muestra y otros plancharla antes de tomar las medidas. Tengan en cuenta esto antes de continuar con el próximo paso.

3) Con una cinta métrica o regla vamos a posicionarnos en el centro del cuadrado en forma horizontal y vamos a contar cuántos puntos se tejieron en 10 cm. Es muy importante que coloquen la cinta en el centro del cuadrado y no se midan los extremos, ya que muchas veces están muy tensos o muy estirados y nos puede llevar a equivocarnos en la cantidad que contemos. En la muestra que tejimos, 10 cm. equivalen a 15 puntos vareta.

Como tejer una muestra en crochet o ganchillo

4) A continuación, vamos a contar cuántas vueltas se tejieron en 10 cm. de nuestro cuadrado. En la muestra que tejimos 10 cm. equivalen a 8 vueltas.

Como tejer una muestra en crochet o ganchillo

5) Con los datos que obtuvimos en los pasos 3 y 4 vamos a calcular cuántos puntos y vueltas tenemos que tejer. Por ejemplo: supongamos que queremos tejer una bufanda de 20 cm. de ancho. Para ello vamos a realizar el siguiente cálculo:

Si para tejer 10 cm. —————————-empleé 15 puntos

Para tejer 20 cm.de ancho——————necesitaré: (20×15)/10= 30 puntos

Con esto sabemos que debemos comenzar con 30 cadenas.

6) Si queremos que nuestra bufanda mida 150 cm. (1.50 mts.) de largo vamos a realizar el mismo cálculo:

Si para tejer 10 cm. —————————-empleé 8 vueltas

Para tejer 150 cm.de largo——————necesitaré: (150×8)/10= 120 vueltas

Con esto sabemos que debemos tejer 120 vueltas para obtener el largo deseado.

Esta forma de calcular es ideal para cuando no tenemos una prenda de modelo y debemos guiarnos por una tabla de medidas. Todas las medidas del trabajo que queramos tejer se pueden convertir a puntos y vueltas. Veamos un pullover talle S que se comienza tejiendo desde abajo: si el cuadro de medidas dice que el contorno de cadera debe medir 92 cm, la delantera y la espalda medirán 46 cm. (92/2).

Si para tejer 10 cm. —————————-empleé 15 puntos

Para tejer 46 cm.de ancho——————necesitaré: (46×15)/10= 69 puntos

Tengo que comenzar con 69 puntos mi trabajo.

Ahora bien, si ustedes cuentan con una prenda que les sirva de modelo, pueden posicionar su muestra sobre la prenda y contar cuántas veces está nuestra muestra incluida en la prenda. Si está 5 veces, multiplican los puntos de la muestra por 5. Recuerden que los extremos no son buena referencia, así que tengan en cuenta esto al momento del cálculo final de los puntos.

Como tejer una muestra en crochet o ganchillo

Si estamos tejiendo en punto fantasía quizás al tomar las medidas de 10 cm.x 10 cm. se den con que el motivo quede “cortado”, en esos casos vamos a adaptar nuestra muestra al punto. Para ellos vamos a medir cuántos cm. se necesitan para que el motivo quede completo, por ejemplo, 11 cm. de ancho. Lo mismo con el alto, por ejemplo, para que nuestro motivo quede completo necesitamos 10,5 cm. Los cálculos serán los mismos, sólo que en el ancho emplearemos 11 cm en vez de 10 y en el alto emplearemos 10.5 en vez de 10.

Como tejer una muestra en crochet o ganchillo

Por lo anterior, cuando tejemos puntos fantasía muchas veces la muestra no está expresada en puntos, sino en motivos. Por ejemplo: 10 cm.=7 motivos. Supongamos que según nuestra muestra 10 cm.=5 motivos y el patrón dice que debemos comenzar con 60 puntos. Calculemos:

muestra según patrón: 7 motivos———————–comienza con 60 puntos

mi muestra: 5 motivos————————————-5*60/7=43 puntos

Generalmente el diagrama o la explicación suelen decir cuántos puntos lleva un motivo y cuántos puntos se requieren para el punto fantasía que están tejiendo (NO es lo mismo). Por ejemplo: 1 motivo=6 puntos. Punto múltiplo de 6+1. Verifiquen que la cantidad de puntos que van a tejer les permita que el motivo les quede completo. En el ejemplo: 43 puntos/6 puntos del motivo= 14 motivos, pero recuerden que el punto fantasía decía múltiplo de 6+1, entonces: 43+1=44 puntos para comenzar.

Espero que este post les haya sido útil, lo he escrito desde las experiencias que he tenido destejiendo (que no han sido pocas!) y en función de las consultas que siempre me hacen, la mayoría comienza con “cuántos puntos debería…”. Espero que a partir de ahora destejan menos.

Saludos

Soledad

Disminuciones en crochet filet: celosía cerrada

Descargá esta entrada en PDF Descargá esta entrada en PDF!
Download PDF

Este es el último punto que publicaremos para completar la Tabla de Puntos del blog. Como les expliqué en los posts anteriores, tanto este punto que veremos hoy como los 3 anteriores son puntos que ya hemos visto en el blog como parte del post donde les expliqué cómo tejer crochet filet. Sin embargo, quise publicarlos nuevamente con más detalle para que puedan tener un acceso directo a cada uno de ellos desde la tabla.

Este punto nos permite disminuir puntos en los extremos de nuestro trabajo sin dejar un calado,  por eso se denomina celosía cerrada. Se puede emplear en todo tipo de trabajos, no se limita al crochet filet. Puede emplearse en chales, terminaciones, para dar forma a sisas y escotes, etc.

Como pueden apreciar en la imagen, consiste básicamente en tejer tantos puntos vareta sin cerrar como disminuciones queramos hacer. Estos puntos ser irán luego cerrando de a uno, de tal forma que al comenzar la siguiente vuelta tendremos una celosía menos.

Disminuciones en crochet filet celosia cerrada

Espero que les haya gustado y se animen a probarlo en sus tejidos.

Recuerden que este y el resto de los puntos publicados en el blog se encuentran en la Tabla de Puntos de blog. Allí ustedes podrán ver todos los puntos del blog con su respectivo nombre en castellano y en inglés, su símbolo y el link al paso a paso para que puedan encontrarlos fácilmente cuando tengan una duda.

Saludos

Soledad